Historia

1879

Adolph Oderich llega a Brasil.
La larga trayectoria de Oderich empieza en primero de junio de 1879. Fue en esta fecha hace más de un siglo que el joven alemán Adolph Oderich, entonces con 22 años desembarcó en Porto Alegre. Venido desde la ciudad de Wittenburg gracias a la invitación de una empresa exportadora de Hamburg, en la condición de Repartidor Viajante, el joven Adolph fijó residencia en São Sebastião do Caí, se casó y tuvo cinco hijos: Max, Ernesto, Carlos Henrique, Irene e Irma. Montó un almacén en la ciudad y enseguida dio origen a un centro de refinamiento de grasa. El estándar homogéneo y superior de la grasa, vendida bajo la marca Sol, adquirió una rápida notoriedad.
Con espíritu emprendedor y demostrando ser un gran visionario, alimentó a sus hijos con el principio del dinamismo y de la innovación.

1908

Fundación de Carlos H. Oderich & Cia.
Este año, el hijo mayor de Adolph se va a estudiar la conservación de carnes en Alemania. Regresa entusiasmado para hacer nacer la primera empresa en Brasil, y tercera del mundo, en géneros enlatados. Pionera, Oderich alcanzó un crecimiento exponencial a lo largo de las décadas siguientes, llegando a producir un millón de kilos de derivados porcinos al año. Su portfolio incluía salchichas, chorizos, panceta, jamones, queso de cerdo, caldos y sopas, obteniendo, de este modo, nuevos mercados en el país y en el exterior.

 

1936

Innovación y resultados sorprendentes.
Uniéndose a otras empresas del sector, este año Oderich da origen a la empresa Frigoríficos Nacionais Sul-Brasileiros S/A. El emprendimiento instalado en Canoas fue responsable por un gran aumento de la compañía, ya en sus primeros años. 

 

1956

Conservar raíces es esencial.
Sin descendientes, Carlos H. Oderich prepara al ahijado, Carlos Henrique Oderich Sobrinho, hijo del hermano Ernesto, para que perpetúe el legado de la empresa. Carlos Henrique Oderich Sobrinho lleva a la empresa a otro nivel, cuando en 1956 sale del conglomerado de empresas Frigoríficos Nacionais SA, modifica la razón social por Conservas Oderich S/A y lanza acciones en el mercado.
 

 

1970

Expansión con ética y calidad.
Para mantenerse activa en el mercado, como así también para resguardar sus principios éticos, Oderich, con osadía y perseverancia, reposiciona la marca a partir de 1970.

 

Años 80

Nuevo ciclo de expansión.
Al frente de Oderich, la 4ª generación de la familia, liderada en diferentes áreas por los hermanos Cláudio, Lúcia y Marcos, hijos de Carlos Henrique Oderich Sobrinho y de Elisabetha Augusta Muller Oderich, es responsable  por conducir Oderich hasta un nuevo ciclo de expansión. Se mantiene el cuidado por la marca y el compromiso con los valores de su fundador: ética, calidad y espíritu empresarial.

 

Años 90

Primera filial.
En 1997 se instala la primera filial de Oderich en la ciudad de Pelotas. La tradición de la fabricación de dulces en conserva en la región motivó la iniciativa del grupo en instalar una empresa dirigida a este segmento.
Aliada a las buenas prácticas agrícolas, la empresa desarrolló una alianza con productores locales para las zafras de durazno, zapallo, papa dulce, entre otros, favoreciendo el proceso industrial y el crecimiento de la región.
Al cumplir 90 años, en 1998, Oderich lanza su mayonesa. El producto presenta la marca Oderich a una nueva generación de consumidores, aumentando sustancialmente sus ventas con mucho éxito.

 

Años 2000

Nuevos desafíos.
Con la llegada de las salchichas de pollo – refrigeradas y a granel – la búsqueda por los tradicionales enlatados de carne sufrió un batacazo. La alternativa fue buscar el mercado internacional. Esa aproximación, apalancó las exportaciones de la empresa. Actualmente, la marca Oderich está presente en más de 60 países.

 

2004

Inicio de las actividades de la Unidad de Eldorado do Sul.
Esta unidad es responsable por la fabricación de los embalajes metálicos. La capacidad productiva es de 300 millones de latas/año de varios formatos.
Garantizando la autonomía sobre una de las fases más importantes de la cadena productiva, Oderich innova con la creación de la lata de fiambre rectangular, la cual facilita la retirada de la carne del embalaje.

 

2006

Nuevas oportunidades.
En 2005, la dirección de la Empresa visualizó una oportunidad de expansión en Goiás, debido a la localización geográfica y a las condiciones climáticas favorables para el cultivo de vegetales.
En el año 2006, la empresa instaló su 3ª filial, en el municipio de Orizona, iniciando la producción de pulpa de tomate. A continuación, se instaló la línea de producción de choclo y arvejas en conserva.
En 2008, Oderich amplió el mix de productos, pasando a producir también ananás, selecta de legumbres y jardinera.
 

2008

Historia de éxito.
De 1908 a 2008, Oderich trilló una historia repleta de conquistas, realizaciones y de éxito.
Muchos valores contribuyeron a la consolidación de la marca Oderich como siendo una empresa de referencia y excelencia internacional, pero sin duda, el potencial humano fue el valor fundamental en este proceso.
En este mismo año de 2008, Oderich adquirió la estructura para instalar su nueva área administrativa y el centro de distribución, en São Sebastião do Caí. 

 

2009

Inversiones
La ampliación del área de almacenes a través de la construcción de nuevos edificios, en el centro de distribución,  optimizó el embarque de productos, generando economía para la empresa y mejores condiciones de trabajo para los colaboradores. 
 

 

2016

Calidad y capacitación.
Oderich sigue invirtiendo en equipamientos, tecnologías modernas y en la capacitación profesional de sus colaboradores para aumentar y cualificar su producción, obteniendo certificaciones internacionales en seguridad alimenticia y,  con eso, conquistando mercados más exigentes.

 

5ª generación

Para seguir venciendo la batalla contra el tiempo, la 5ª generación ya está siendo preparada para asumir el comando con los mismos valores y el espíritu emprendedor de las generaciones anteriores.
Ya conocida, la identidad visual de la empresa tuvo siempre el “Sol” como ícono.
Radiante, el astro encuentra una manera propia para eternizarse, manteniéndose vivo por el brillo intenso que emite.
Oderich tiene una marca cuya luz viajó por largos caminos, y alcanzó un lugar de prestigio y de destaque entre las grandes empresas de Rio Grande do Sul y de Brasil.